Asociación

Conservacionista

Uruguaya de Ornitología

 

AVES DE LA REPÚBLICA

ORIENTAL DEL URUGUAY

 

     
GENERALIDADES
 

La República Oriental del Uruguay, ubicada entre los 30 º y 35 º de latitud sur y entre los 53º y 58º de longitud oeste, es un país de clima templado, subtropical. Con una superficie terrestre de 176.215 Km 2 y 137.567 Km 2 de aguas jurisdiccionales, presenta una variada avifauna En virtud de su estratégica ubicación geográfica, recibe migraciones tanto del norte de las Américas, como del sur del continente e, incluso, algunas transversales. Las aves migratorias sumadas a las residentes conforman las 450 especies registradas en el país, hasta el momento. No en vano la etimología del vocablo "uruguay" proviene del guaraní y una de sus acepciones más aceptadas es la de “río de los pájaros pintados”. El que ha tenido la posibilidad de viajar a otras partes del mundo y profundizar en el tema de la avifauna de cada país puede valorar aún más la increíble riqueza ornitológica existente en Uruguay. En Sudamérica, llamado el continente de las aves, existen países con una gran diversidad de especies. Colombia, Perú, Brasil y Ecuador superan, cada uno de ellos, las 1.600 especies de aves. Sin alcanzar ese número, Uruguay cuenta con una característica que llama la atención por lo exclusiva: en una salida de campo, durante un solo día y eligiendo el lugar adecuado, se pueden identificar y observar entre 70 y 120 especies, lo que es poco frecuente en otros países. Se hace hincapié en el término “observar” ya que en las selvas tropicales, con gran diversidad de especies, muchas veces se llega a esa cifra o más, pero es muy difícil llegar a ver las aves.

 

Garzas Brujas sobrevolando un bañado
en bañados cercanos a la Laguna de
Castillos (Rocha).

 

Benteveo Común (Pitangus sulphuratus)

LA OBSERVACIÓN DE AVES
 

 

Una de las características más destacable de la observación de aves es que es una actividad accesible a todos, ya que con muy baja inversión económica se puede contar con los elementos imprescindibles para comenzar a descubrir ese fascinante mundo.

El elemento esencial para poder observar aves son, sin dudas, los prismáticos , porque muchas veces están a importante distancia del observador y/o son relativamente pequeñas. En el momento de elegir este instrumento se deben tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar, qué aumento permite y qué amplitud de campo visual ofrece. El binocular tiene dos números, 7 X 35 por ejemplo, el primer número que aparece es la cantidad de aumentos que permite y el segundo número es el diámetro del objetivo o lo que se conoce como amplitud del campo visual. Se puede aconsejar el uso de prismáticos 7 X 35, 8 X 40 o 10 X 50, la elección dependerá del gusto del observador y del ambiente donde más los va a usar. El de mayor aumento (10 X 50) se adapta muy bien para ser usado en lugares abiertos, costas, mar, bañados, praderas, etc.; el de menor aumento (7X 35) puede resultar más provechoso dentro de montes ribereños y quebradas. Otros aspectos a considerar son el peso de los prismáticos (no olvide que en ocasiones tendrá que cargarlo en la mochila por largo rato) y el precio (la oferta del mercado es muy variada), la opción se deja librada al gusto y a las posibilidades del observador.

No menos importante es la " libreta de campo " o libreta de notas en la que se harán anotaciones de interés. Si no se conoce la especie, en un principio, se recogen datos que luego puedan ayudar a la identificación del ave; por ejemplo, es importante anotar el color del plumaje (alas, cola, pecho, abdomen, dorso, corona, ceja, etc.); color del ojo; color de las patas; forma del pico, de las alas y de la cola; así como también aspectos de su comportamiento, entre otras. Como regla, se puede decir que se debe anotar lo más posible para facilitar la identificación. Aquellos que quieran ir más allá y tengan una mínima facilidad para el dibujo pueden hacer un croquis del ave. También es importante incluir otros datos tales como: fecha, lugar, estado del tiempo, hora, cantidad de ejemplares, hábitat que ocupa la especie, si está nidificando o no, etc..

Elegir una buena guía de campo para ayudar a la identificación de las aves es otro elemento sumamente importante. Uruguay no cuenta con una guía de aves propia, las más conocidas son la Guía para la identificación de las aves de Argentina y Uruguay de T. Narosky - D. Yzurieta, actualmente se editó la edición de oro, actualizada, que contiene las especies de ambos países con mapas de distribución y la guía Birds of southern South America and Antarctica (Aves del sur de Sudamérica y Antártida) de M.R. de la Peña y M. Rumboll que registra más de mil especies de aves, con sus respectivos mapas de distribución. Ambas son sumamente usadas por los observadores de aves de este país, aunque es de esperar que, en algún momento, se cuente con una guía de aves que focalice exclusivamente el territorio uruguayo.

Existen otros elementos no imprescindibles pero que, en determinados momentos, pueden ser de gran utilidad. El telescopio es útil en lugares abiertos con grandes extensiones de laguna, mar, praderas o bañados, debe tener al menos 30 aumentos y usarse con trípode. Produce cansancio visual y no se lo puede usar sin interrupción por mucho tiempo; por otra parte si hay fuertes vientos, estos causan vibraciones en el aparato, lo que dificulta la observación ya que provoca fácilmente una pérdida de foco. Un grabador se puede usar tanto para grabar cantos de las aves, como para hacer "playback" o grabar comentarios extensos (más información se puede obtener en el capítulo de cantos de aves y bioacústica). Una cámara fotográfica "reflex" con objetivos intercambiables y con lentes superiores a 300 mm para que la figura del ave alcance un tamaño importante en la fotografía y no se pierda en el paisaje.

 

Ñandués en la pradera con palmares

 

Senderos interpretativos en el Potrerillo
Santa Teresa (Rocha).

Nido de Naranjero (Thraupis bonariensis)

EL CANTO DE LAS AVES Y LA BIOACÚSTICA
   

Calandria Común (Mimus saturninus)

Zorzal Común (Turdus rufiventris)

Cabecitanegra (Carduelis magellanica)

     

Chajá (Chauna torquata)



Pirincho Común (Guira guira)



Hornero (Furnarius rufus)


     

Dorado (Sicalis flaveola)


Cardenal Copete Rojo (Paroaria coronata)


Ratonera Común (Trogodytes aedon)


   
VOLVER AL INICIO

Comuníquese con nosotros:
E- mail:
acuo@adinet.com.uy
Teléfono: (02) 525 95 65

Todos los derechos de fotografías registrados: Gabriel Rocha.